fbpx

MX: +52 (554) 161-3205

US: +1 (424) 377–4712

Impacto en la agricultura de la guerra en Ucrania

El conflicto político-militar entre Rusia y Ucrania se está llevando a cabo al otro lado del mundo, pero aún así sus efectos sobre la agricultura en México se sentirán inminentemente, porque vivimos en un mundo globalizado en el cual un factor de gran magnitud, como lo es una guerra, tiene la capacidad de alterar las cadenas agroalimentarias mundiales, que son extremadamente complejas y sensibles.

La importancia de Rusia y Ucrania

Para entender por qué la guerra entre estos dos países afecta a la agricultura en América, especialmente en México, hay que analizar cuál es la importancia que tienen ambas naciones, en especial en los temas de energéticos y fertilizantes.

Comencemos mencionando que Estados Unidos, Rusia, Canadá, China y Noruega son de los mayores productores de gas natural y cuando el invierno se extiende o las temperaturas son menores a lo esperado en alguno de estos países, entonces el gas natural se prioriza para la calefacción de hogares, lo que incrementa su costo para la producción de fertilizantes; de hecho, este fue uno de los principales factores que impulsaron el incremento en los precios de los fertilizantes a finales de 2021 y principios de 2022.

El punto anterior es importante porque Rusia, Canadá, China, Bielorrusia y Estados Unidos son los mayores exportadores de fertilizantes del mundo, por lo que el encarecimiento de los energéticos para cualquiera de ellos impactará de manera inmediata en el aumento en el precio de los fertilizantes, tal como lo hemos presenciado en los últimos 2 años.

Además, como todos sabemos, si los energéticos se encarecen entonces todo lo relacionado con la producción agrícola también se encarece: fertilizantes, agroquímicos, plásticos, metales, etc., y si consideramos que debido al conflicto armado los precios internacionales del petróleo y del gas natural se han incrementado considerablemente, entonces es previsible que los precios de los alimentos aumentarán en los siguientes meses.

¿Cuál es el impacto directo para México?

Para México el impacto en la exportación e importación de productos agrícolas no es de gran relevancia, pues ni Rusia ni Ucrania constituyen socios comerciales importantes.

Las cifras de FAOSTAT indican que Rusia exportó a México 96,040 toneladas de trigo en 2020, mientras que Ucrania envió 32,740 toneladas, números que en conjunto podrían parecer elevados; sin embargo, las estadísticas del SIAP indican que en 2020 México produjo 2,986,689 toneladas de trigo, por lo que las importaciones desde Rusia y Ucrania (128,780 toneladas) representaron solamente el 4.3% de la producción nacional. Por supuesto, se trata de un volumen que tendrá que importarse de otro país en caso de ser necesario, pero la solución podría ser Estados Unidos.

Ahora bien, el trigo es realmente el único producto agrícola cuyo volumen de importación por parte de México es de consideración, ya que no son muchos los productos que se comercializan con Rusia y Ucrania, y el resto presenta volúmenes mínimos que no resultan relevantes.

Por su parte, el único producto exportado por México que se podría ver afectado en el corto plazo es la cerveza, siendo que FAOSTAT indica que en 2020 Rusia y Ucrania importaron desde México 52,231 y 23,729 toneladas de cerveza, respectivamente. Pero analizando la información presentada en el SIAVI encontramos que México exportó 3,764,754,332 litros de cerveza en 2020, siendo Rusia el 8° destino con 30,697,629 litros (0.8%) y Ucrania el 18° destino con 14,558,432 litros (0.4%), lo que indica que tampoco se trata de mercados cruciales para este producto.

Además, debido a la distancia y a la logística, México no exporta o importa frutas u hortalizas frescas a ninguno de estos países, pero esto no quiere decir que los productos de alto valor no se vayan a ver afectados por el conflicto.

¿Qué afectaciones se esperan de este conflicto?

Considerando que México importa el 60% de los fertilizantes que requiere, de los cuales el 30% provienen de Rusia (mayoritariamente nitrogenados), el alza en los precios de los fertilizantes impacta de manera directa en la producción de cualquier cultivo.

Se estima que en 2021 los precios de los fertilizantes en el mundo se incrementaron en alrededor de 80%, de manera general, derivado de los efectos del coronavirus y de un invierno más intenso en Europa y China, por lo que el encarecimiento de los fertilizantes, derivado a su vez del aumento en el precio de los energéticos (petróleo, gas natural y carbón), complicará aún más la producción agrícola.

Por supuesto los agricultores buscarán trasladar el aumento de los costos de producción a los consumidores, algo que en los cultivos de alto valor resulta factible hasta cierto punto, pero la conjunción de diversas situaciones de alcance mundial está empujando a los agricultores a ser lo más eficientes con el uso de los recursos disponibles, una necesidad que no todos podrán cubrir, por lo que no sería raro que algunos agricultores en México se vean imposibilitados para seguir produciendo.

Por último, hoy más que nunca, la realización de análisis de fertilidad de suelos es una necesidad innegable, pues en las circunstancias actuales no es factible fertilizar “al sentimiento”, porque cuando se hace así normalmente se fertiliza de más o de menos.

Fuente: Mural

¿Eres exportador de producto fresco? Únete a nuestro Marketplace para realizar transacciones seguras con compradores precalificados que buscan relaciones comerciales a largo plazo.