fbpx
mx: +52 (554) 161-3205
us: +1 (424) 377–4712
producepay-conoce-por-que-en-mexico-se-produce-tan-poco-volumen-de-cultivos-organicos

¿Por qué en México se produce tan poco volumen de cultivos orgánicos?

Las ventas de alimentos orgánicos alcanzaron un máximo histórico en los Estados Unidos durante 2020, con un valor total obtenido de 56,485 millones de dólares, lo que representó un incremento de 12.8% con respecto a 2019, cuando el valor fue de 50,065 millones de dólares.

El último año en que las ventas de orgánicos habían presentado un crecimiento de doble dígito fue 2015, cuando se tuvo un incremento de 11.3% con respecto a 2014. Además, en 2011 el valor fue de 25,148 millones de dólares, por lo que en una década se logró un aumento de 124.6%.

Dicho aumento se debe en gran medida a que los establecimientos tradicionales comenzaron a ofrecer una gran variedad de productos orgánicos, los cuales durante años fueron considerados como productos de nicho, por lo que solamente estaban disponibles en tiendas minoristas especializadas.

Otro dato importante es que el 6% de todos los alimentos vendidos en Estados Unidos durante 2020 fueron orgánicos, según los resultados de la Organic Industry Survey 2021, realizada por la Organic Trade Association (OTA).

producepay-por-que-en-mexico-se-produce-tan-poco-volumen-de-cultivos-organicos-frutas-hortalizas

Las ventas de alimentos orgánicos son lideradas por el segmento de las frutas y hortalizas frescas, el cual alcanzó los 18,200 millones de dólares en 2020, es decir, un incremento de 11.0% con respecto a 2019.

Además, el 15% de todas las frutas y hortalizas frescas comercializadas fueron orgánicas, una cifra que sin duda indica la importancia comercial que dicho segmento está adquiriendo.

Hay que tener presente que normalmente los productos orgánicos se comercializan a precios superiores que sus contrapartes convencionales, por lo que el aumento en su consumo indica una mayor preocupación por consumir alimentos más saludables, aunque definir si los orgánicos son más saludables o no que los convencionales es un tema para otra ocasión, ya que existen opiniones divididas.

Impacto del coronavirus en el consumo de orgánicos

Algo que hay que destacar es que las restricciones establecidas por el gobierno estadounidense como consecuencia de la pandemia del coronavirus orillaron a muchas personas a quedarse en casa, una situación que generó cambios importantes en los hábitos de consumo.

Al estar más tiempo en casa las personas cocinaron más, lo que las llevó a preocuparse más por lo que comían, de modo que quienes tenían la posibilidad comenzaron a buscar productos orgánicos.

En este sentido hay que considerar que una buena parte del dinero que las personas normalmente destinaban a comida para llevar y restaurantes pasó a la compra de alimentos para cocinar en casa, siendo que muchas familias tuvieron que preparar sus tres comidas al día en casa durante varios meses.

Por supuesto, es difícil predecir si la reapertura de restaurantes en 2021 implica una disminución en la compra de alimentos básicos, pero lo cierto es que la tendencia de consumir alimentos orgánicos comenzó mucho antes de la pandemia, solo que este aceleró su consumo de una manera importante.

¿Cuál es el estado de la producción orgánica en México?

Sabemos que el mercado estadounidense está incrementando su consumo de productos orgánicos cada año que pasa y que cierto sector de la población está ampliamente dispuesta a pagar precios superiores por estos. ¿Está México aprovechando esta enorme oportunidad?

La realidad es que no, porque los niveles de la producción orgánica en la totalidad de los cultivos agrícolas más exportados son mínimos, incluso despreciables en algunos casos, lo que sin duda llama la atención.

Para tener contexto sobre la situación de la producción orgánica en México revisemos los datos de algunos de los productos agrícolas más importantes para el país. La información mostrada a continuación fue obtenida del Cierre Agrícola 2020 del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

  • Aguacate. Solo el 3.3% de la producción fue orgánica (79,931 t), mientras que el 96.7% fue convencional (2,313,918 t); el precio por tonelada para convencional fue de $20,274 y para orgánico fue de $30,747.
  • Fresa. Solo el 1.0% de la producción fue orgánica (5,635 t), mientras que el 99.0% fue convencional (551,879 t); el precio por tonelada para convencional fue de $19,128 y para orgánico fue de $29,079.
  • Frambuesa. Solo el 1.2% de la producción fue orgánica (1,803 t), mientras que el 98.8% fue convencional (144,547 t); el precio por tonelada para convencional fue de $31,884 y para orgánico fue de $78,464.
  • Zarzamora. Solo el 1.5% de la producción fue orgánica (3,296 t), mientras que el 98.5% fue convencional (212,628 t); el precio por tonelada para convencional fue de $36,695 y para orgánico fue de $51,387.
  • Tomate. Solo el 2.0% de la producción fue orgánica (68,496 t), mientras que el 98.0% fue convencional (3,302,330 t); el precio por tonelada para convencional fue de $9,370 y para orgánico fue de $10,779.
  • Chile verde. Solo el 0.1% de la producción fue orgánica (1,456 t), mientras que el 99.9% fue convencional (2,816,987 t); el precio por tonelada para convencional fue de $12,066 y para orgánico fue de $14,438.
  • Pepino. Solo el 1.2% de la producción fue orgánica (13,471 t), mientras que el 98.4% fue convencional (1,146,462 t); el precio por tonelada para convencional fue de $6,598 y para orgánico fue de $9,475.
  • Limón. Solo el 0.6% de la producción fue orgánica (16,613 t), mientras que el 99.4% fue convencional (2,834,814 t); el precio por tonelada para convencional fue de $6,569 y para orgánico fue de $8,774.

Con estos datos se puede deducir que existe una gran oportunidad de negocio para aquellos agricultores que elijan la producción orgánica, aunque por supuesto, si fuese sencillo todo el mundo produciría orgánicamente, pero existen retos de cierta magnitud que deben ser superados.

Los principales retos de la producción orgánica en México

Sin duda los precios de venta que alcanzan los productos orgánicos en los Estados Unidos resultan atractivos para muchos agricultores, pero el hecho de que pocos estén dando la transición hacia la agricultura orgánica indica que los retos que hay que superar quedan fuera de su alcance.

Quizá el mayor reto de todos consiste en llevar un manejo orgánico cuando se está rodeado de producción convencional, pues en México las principales zonas productoras de los cultivos de mayor importancia son zonas monocultivo, es decir, concentran una gran superficie del mismo cultivo.

Y en cualquier zona monocultiva la presión de plagas, malezas y enfermedades es alta, por lo que una huerta orgánica queda a expensas de no poder controlar problemas fitosanitarios provenientes de los vecinos convencionales.

Otro reto importante es el tema de las certificaciones, que constituyen la herramienta para que los agricultores garanticen a los consumidores que sus productos cumplen con las normas establecidas. Obtener una certificación implica superar un proceso durante el cual el agricultor deberá aprobar distintos tipos de requerimientos que le hará un organismo autorizado para certificar, lo cual por supuesto tiene un costo.

Ahora bien, suele pasar que para obtener una certificación orgánica cuando se viene de una producción convencional, los organismos certificadores exijan un período de transición, que puede llegar a ser de algunos años, un requisito que disuade a muchos agricultores, pues dicho período de transición suele requerir la implementación de un manejo orgánico, pero vendiendo a precios convencionales, lo que disminuye mucho los márgenes de ganancia.

Un tercer reto a tener en cuenta es que a nivel nacional existe una limitada disponibilidad de especialistas en producción orgánica, y dado que la producción orgánica implica un cambio de paradigmas con respecto a la producción convencional, no resulta sencillo para los técnicos de producción convencional migrar hacia los manejos orgánicos, siendo que los agricultores si precisan de asesoría en este tema.

¿Qué se necesita para aumentar la producción orgánica?

Si en algún momento existe interés por aumentar la producción orgánica en México será necesario apelar a la organización y a la especialización, dado que producir orgánicamente requiere mucha mayor integración de todas las partes que implican un sistema productivo. Todos sabemos que la producción de alimentos es el resultado de equilibrar diversos factores complejos, pero la producción orgánica depende aún más de mantener dicho equilibrio.

En este sentido, el desarrollo de políticas públicas que faciliten la transición a la agricultura orgánica podría constituir el elemento motivador que hace falta, en especial considerando que el interés existe por parte de aquellos agricultores que siempre están buscando aquellos canales de comercialización que les otorguen el mayor retorno sobre su inversión.

Fuentes

Organic Trade Association
U.S. organic sales soar to new high of nearly $62 billion in 2020

Supermarket News
Organic food sales jump nearly 13% to record high in 2020

Hortalizas.
Cómo superar los desafíos de convertirse a producción orgánica

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Artículos relacionados