fbpx

Quick-Pay, el servicio de factoraje que los agricultores necesitan para financiarse

La comercialización de frutas y hortalizas frescas es una gran oportunidad de negocio, sobre todo cuando el producto es enviado hacia un mercado con mayor poder adquisitivo; sin embargo, también involucra una serie de riesgos que pueden llegar a ser un verdadero dolor de cabeza para cualquier agricultor o agroexportador.

El dinero generado tras la venta de los productos es necesario para que el agricultor pueda sacar adelante la temporada siguiente, sobre todo si su solvencia económica no es muy elevada; por lo que permanecer mucho tiempo sin este puede resultar muy peligroso, interrumpiendo las operaciones o incluso representando pérdidas económicas.

Esta falta de efectivo es algo recurrente dentro de la industria, pues los compradores suelen tardar en pagar por los productos. Aquí es dónde entran los financiamientos, los cuáles juegan un papel importante al poner a disposición de los agricultores el dinero que necesitan y no interrumpir así su operación, mientras reciben sus pagos.

No obstante, si bien un financiamiento puede ayudar a dar posible solución a estas problemáticas de los agricultores, es necesario contar con un financiamiento acorde a las necesidades y al tipo de producto que se comercializa, algo que para la agricultura no es muy común encontrar.

¿Los compradores tardan mucho en pagar?

Un factor que representa una constante preocupación para cualquier agricultor o agroexportador es la cuestión de los pagos, ya que, por lo general, una vez que el producto fresco es enviado a su respectivo comprador, el correspondiente pago se realiza en un plazo de semanas o inclusive meses.

Esto representa una clara ventaja para el comprador, pues puede comenzar a comercializar el producto sin descapitalizarse. Por el contrario, el vendedor debe continuar con sus operaciones sin contar aún con el dinero que le corresponde por su producto, obligando al agricultor a buscar alternativas dentro de sus posibilidades, que generalmente son limitadas.

¿Hay poco flujo de efectivo?

Como sabemos, en la agricultura las actividades no terminan con la venta del producto, sino que se trata de un constante ciclo en el cual los agricultores necesitan continuar con sus operaciones. Por lo tanto, al llevar a cabo la comercialización del producto, los productores también deben atender la operación y preparación de la temporada siguiente.

En este sentido, la necesidad de liquidez es de suma importancia durante todas las etapas de producción, sobre todo durante la cosecha, pues es donde más mano de obra se requiere, además de la maquinaria, la compra de insumos, entre otros gastos que el agricultor debe amortizar.

De este modo, si el comprador tarda en efectuar el pago, como es lo habitual, el agricultor corre el riesgo de quedarse sin flujo de efectivo y no podrá realizar las actividades necesarias para continuar con su operación.

¿Los financiamientos no se adaptan al negocio?

Al verse con problemas de flujo de efectivo, los agricultores buscan obtener ese dinero de diferentes maneras, siendo los servicios de financiamiento una de las opciones más recurridas.

Sin embargo, fuera de representar una solución simple, un financiamiento tradicional puede representar inclusive más problemas, debido a que estos no suelen ser la mejor opción para cubrir las necesidades de los agricultores. 

Además, estos pueden implicar trámites difíciles o solicitar garantías, sin tomar en cuenta que el trámite y entrega del financiamiento suele ser tardado, tiempo que podría no convenir al agricultor si este llega a ser similar al de los plazos de pago por parte de los compradores.

Quick-Pay, el factoraje idóneo para el campo

En respuesta a estas problemáticas, ProducePay ofrece un Quick-Pay, un servicio de factoraje que se adecúa a tus necesidades como agricultor o agro-exportador y te ayuda a evitar los riesgos de largos plazos de pago y falta de flujo de efectivo.

Es por ello que, a través del factoraje Quick-Pay puedes recibir hasta el 96% del valor de tu embarque en las siguientes 24 horas después de que tu comprador confirme que recibió tu producto.

Esto no sólo te permitirá tener acceso inmediato y seguro a tu dinero para así cubrir los gastos necesarios para continuar con tu operación, sino que se trata de un servicio de trámite fácil y rápido.

¿Eres exportador de producto fresco? Únete a nuestro Marketplace para realizar transacciones seguras con compradores precalificados que buscan relaciones comerciales a largo plazo.