fbpx

MX: +52 (554) 161-3205

US: +1 (424) 377–4712

producepay-repercusiones-en-estados-unidos-de-la-importacion-de-aguacate-de-jalisco

Repercusiones en Estados Unidos de la importación de aguacate de Jalisco

Recientemente el United States Department of Agriculture (USDA) autorizó la importación de aguacate Hass desde el estado de Jalisco, la cual comenzará en abril de 2022, una decisión que abre la puerta a futuras importaciones desde todas las regiones productoras de México.

Para la agroindustria mexicana esta es una excelente noticia, pues el aguacate es el segundo producto agroalimentario que más divisas representa al país por concepto de exportaciones, solo detrás de la cerveza, y existe la posibilidad de que en algunos años, en caso de continuar con las tendencias actuales, el aguacate se convierta en el producto agrícola más exportado.

Sin embargo, esta determinación también implica ciertas repercusiones para los Estados Unidos, tanto en la producción como en la comercialización.

producepay-conoce-las-repercusiones-en-estados-unidos-de-la-importacion-de-aguacate-de-jalisco

En 1994, cuando se levantó la prohibición sobre el aguacate mexicano, que por cierto databa de 1914, los estadounidenses consumían alrededor de 1.1 libras por persona por año, la gran mayoría durante el verano, que es cuando los agricultores californianos cosechan. En contraste, en la actualidad el consumo anual per cápita es de 7.9 libras, la mayoría proveniente de México.

En 2020 en Estados Unidos se produjeron 206,610 toneladas, siendo que el 91.1% se obtuvieron en California, mientras que en el mismo año se importaron 1,116,497 toneladas, de las que 90.0% fueron de México; es decir, las importaciones superaron a la producción nacional en una proporción de 5 a 1.

Y considerando que en Jalisco existen las condiciones para producir todo el año, su volumen de exportación, sumado al volumen de Michoacán, pondrá mayor presión sobre los agricultores estadounidenses, quienes ya tienen suficientes retos con la escasez hídrica, así como el costo y la falta de mano de obra, los que los vuelve menos competitivos incluso en su propio mercado.

Aunque la demanda de aguacate es tan alta que la producción local hace mucho tiempo que dejó de poder satisfacerla, razón por la cual las importaciones son necesarias y aumentan año con año.

Además, mayor volumen de aguacate disponible hará que los precios disminuyan, algo positivo para los consumidores, aunque no así para los agricultores. Hay que considerar que en 2017 el precio promedio anual para el aguacate importado por Estados Unidos fue de 1.35 dólares por libra, mientras que en 2020 la cifra quedó en 1.01 dólares por libra.

Pero hay que considerar que en 2020 Jalisco produjo solamente el 10.4% del total de aguacate en México, por lo que tampoco podemos esperar un incremento sustancial de aguacate exportado en los siguientes 3 años, pues aunque varias huertas obtendrán su permiso para exportar en 2022, muchas otras lo harán en 2023 y 2024, pues al final de cuentas las certificaciones implican un proceso que a veces es tardado.

Entonces, y considerando que muchos agricultores de Jalisco están preparados para exportar, la cuestión que queda en el aire es la capacidad del mercado estadounidense para consumir aguacate, un aspecto sobre el que existe poca información y que constituirá el punto de inflexión de la industria aguacatera, tanto en México como en Estados Unidos; pero mientras se llega a dicho punto parece que el mercado puede consumir todavía mucho más aguacate en los siguientes años, hay que tener presente que la FAO estima que en la próxima década el aguacate se convertirá en el fruto tropical más consumido en todo el mundo.

Sin embargo, para que el aguacate continúe con su ascenso meteórico, en especial en el mercado estadounidense, se tendrán que afrontar exitosamente los temas de sustentabilidad ambiental que están surgiendo y que en determinado momento podrían traducirse en afectaciones en la preferencia por parte de cierto nivel de consumidores, preocupados por el cuidado al medioambiente.

Por último, la autorización de exportación para Jalisco ha hecho que el aguacate Hass se convierta inmediatamente en el cultivo al que todos los agricultores de la entidad están volteando a ver, por lo que no se descarta que la superficie plantada comience a aumentar significativamente en los siguientes 2-3 años, lo que se traduciría en un mayor volumen disponible para exportar entre 2026-2027.

Fuentes:

USDA-ESMIS. Noncitrus Fruits and Nuts 2020 Summary
USDA ERS. Fruit and Tree Nuts Data Avocados
SADER SIAP. Datos abiertos 2020